Las falsas ofertas de empleo

 

precaucion-uso-redes

El Instituto Nacional de Tecnologías de la Comunicación (INTECO), empresa pública adscrita al Ministerio de Industria, Turismo y Comercio, ha puesto hoy de manifiesto, en su último boletín de seguridad, que los fraudes se vuelven cada vez más sofisticados y complejos con el fin de dificultar su detección.

Algo que sucede con las falsas ofertas de empleo, que, según este organismo público, cada día son más complicadas de descubrir ya que mejoran sus estrategias de engaño.

En este sentido, el INTECO ha alertado de que, en los últimos fraudes detectados, para hacer más creíble la oferta, los ciberdelincuentes montan toda una página web con un diseño más que aceptable y con contenido aparentemente actualizado.

De esta manera, el usuario que intente contrastar si la oferta es real o no, se va a encontrar una página web supuestamente “seria”, donde se hace mención del supuesto puesto de trabajo.

La clave en esta modalidad de estafa está en saber cómo desenmascarar la web fraudulenta, ya que, en este caso, las recomendaciones de sospechar ante una cuenta de e-mail gratuito o errores en el uso del idioma no van a ayudar.

Para estos supuestos de fraude, el INTECO ha facilitado algunas pistas que pueden ayudar a sospechar:

  • Comprobar qué información de contacto se proporciona. Se debe sospechar si el teléfono de contacto es un móvil, si la sede física está en un país extranjero y si, tras realizar una búsqueda por Internet, la dirección física que se especifica no existe o, de hacerlo, corresponde a otra empresa, servicio, etc.
  • Si la empresa no tiene secciones como “Aviso legal”, “Condiciones del servicio” o “Política de privacidad” es un indicio claro de que la empresa no es “trigo limpio”.
  • Se puede comprobar en qué fecha se registró la página web con servicios como whois.domaintools.com. Si la fecha de creación es reciente, es sospechoso. Pero aún lo es más si, por ejemplo, la empresa en la web tienes noticias supuestamente del año 2008 y resulta que la página web se creó en 2013.
  • Si tras consultar el listado de empresas legalmente dadas de alta en el país, la empresa no está incluida, precaución.

Con estas pistas es posible, según el INTECO, evitar muchas de las falsas ofertas de trabajo que circulan por Internet; no obstante, la mejor recomendación es aplicar el sentido común y no hacer nada en Internet que en situaciones offline no se harían.

El INTECO concluye que, “si por norma general, sois cautelosos y no facilitáis vuestro DNI o número de Pasaporte a cualquiera porque sabéis que es una documentación privada y personal, ¿por qué enviarlo escaneado sin más por Internet? Si os parece raro que os den un puesto de trabajo en una empresa sin tener una entrevista personal ¿por qué en Internet no os lo parece? Hay que reflexionar y no volverse loco, es la mejor forma de evitar muchos de los peligros que circulan por Internet. En caso de duda, siempre podéis preguntar a conocidos y expertos para que os ayuden a esclarecer la situación”.

Fuente: RRHHpress

¿Apoyan las empresas la conciliación laboral?

fotonoticia_20140305201030_500

El 98 por ciento de las amas de casa de Cantabria considera que las empresas no apoyan la conciliación laboral, cuatro puntos más que la media nacional, según se desprende de las conclusiones del ‘Estudio sobre el Acceso al Empleo de las Amas de Casa’, realizado por Fundación Konecta con motivo del Día Internacional de la Mujer, que se celebra este 8 de marzo.

Las tres profesiones más buscadas por las amas de casa cántabras son auxiliar administrativa, dependienta y auxiliar de enfermería, aunque seis de cada diez aceptaría un empleo en cualquier rama, pero sólo un 3 por ciento estaría dispuesta a trabajar en economía sumergida.

A nivel nacional, el 57 por ciento de las encuestadas cuenta con cargas familiares, principalmente vinculadas al cuidado de menores, ya sean hijos/as o nietos/as. La media de tiempo que dedican estas mujeres al trabajo asistencial se sitúa en torno a las 8 horas diarias, aunque 2 de cada 10 llega a superar incluso las once horas al día.

Así, dos de cada diez amas de casa cántabras ve una relación directa entre realizar un trabajo asistencial en casa y la imposibilidad de encontrar un empleo.

La rigidez en el horario es la barrera más importante para acceder al empleo y el 100 por 100 de las amas de casa de Cantabria demanda jornadas reducidas y flexibles como principal medida de conciliación.

Un 98 por ciento cree que el trabajo realizado en los hogares no está suficientemente valorado y todas las encuestadas cántabras opinan que debería de ser remunerado.

En cuanto a las formas de buscar trabajo, según este estudio, un  30 por ciento de cántabras no utiliza Internet como medio para buscar trabajo; un tercio no está en ninguna red social y ninguna afirma tener perfil en una red social profesional.

Fuente: EuropaPress

 

La brecha salarial entre hombres y mujeres

brecha-salarial

España se encuentra –junto con Hungría, Portugal, Estonia, Bulgaria e Irlanda– entre los países de la UE donde ha aumentado la brecha salarial entre hombres y mujeres durante la crisis (1,7 puntos entre 2008 y 2012), hasta situarse en el 17,8%, por encima de la media comunitaria del 16,4%, según un informe publicado este viernes por la Comisión Europea.

Los Estados miembros donde más ha aumentado la brecha salarial son Portugal (6,5 puntos), Hungría (2,6 puntos) y Estonia y Bulgaria (2,4 puntos). En contraste, la desigualdad ha caído especialmente en Lituania (9 puntos) y en Polonia (5 puntos), aunque la tendencia a la baja se invirtió en 2012. Sólo se observa una constante tendencia a la baja en Dinamarca, la República Checa, Austria, los Países Bajos y Chipre.

En el conjunto de la UE, la brecha salarial entre hombres y mujeres apenas descendió 0,9 puntos entre 2008 y 2012, pero se mantiene estancada durante los últimos tres años. La vicepresidenta de la Comisión y responsable de Justicia, Viviane Reding, ha asegurado que prepara una iniciativa para corregir esta situación, pero sin dar más detalles.

El Día europeo de la igualdad salarial nos recuerda las desiguales condiciones salariales que se aplican aún a las mujeres en el mercado laboral. En los últimos años, la brecha salarial apenas ha experimentado una leve disminución. Por si fuera poco, esa muy ligera tendencia a la baja se ha debido esencialmente a la crisis económica, que ha provocado una reducción de los ingresos de los hombres, y no al aumento de los sueldos de las mujeres, ha lamentado Reding.

De hecho, Bruselas cree que la paulatina reducción de la brecha salarial obedece a diversos factores, como el aumento de la proporción de trabajadoras con un nivel de educación superior o el mayor impacto de la recesión económica en algunos sectores con predominio masculino, como la construcción o las obras públicas. El cambio no se debe únicamente, por lo tanto, a la mejora de las condiciones salariales y laborales de las mujeres.

Fuente: EuropaPress

Las cántabras cobran un 27% menos que los hombres

Imagen

Las cántabras cobran aproximadamente 6.000 euros brutos al año menos que los hombres, lo que supone un 27 por ciento a la remuneración masculina y una de las brechas salariales por género más altas de España, según un informe elaborado por la Secretaría para la Igualdad y Protección Social de UGT en conmemoración del Día por la Igualdad Salarial en España, que se celebra este sábado, 22 de febrero.

Para este estudio, el sindicato ha empleado distintas fuentes estadísticas oficiales consultadas, como la Encuesta de Estructura Salarial del Instituto Nacional de Estadística (INE) o la de salarios brutos anuales difundidas por la Agencia Tributaria en su último estudio de ‘Mercado de Trabajo en las Fuentes Tributarias del año 2012’.

Estas estadísticas empleadas sitúan a Cantabria entre tres y cuatro puntos por encima de la media nacional, como la segunda o la tercera comunidad autónoma -dependiendo de la fuente consultada- con una brecha más elevada, junto a comunidades como Asturias o Navarra.

Así, según la Encuesta de Estructura Salarial del Instituto Nacional de Estadística (INE), la ganancia media anual de las mujeres en Cantabria es de 17.606 euros, 6.187 menos que los varones, lo que supone un 26% menos, el “mayor porcentaje registrado en la región desde el año 2007” y tres puntos a la media nacional en el mismo concepto (-22,9%), situándose como la tercera mayor diferencia del país, después de la de Navarra (-28,23%) y Asturias (-26,14%).

Si se toman en consideración las estadísticas de salarios brutos anuales difundidas por la Agencia Tributaria en su último estudio de Mercado de Trabajo en las Fuentes Tributarias del año 2012, la brecha salarial se amplía por género se amplía a un 27,6%, 6.018 euros menos al año que los hombres.

Según estos datos, Cantabria estaría cuatro puntos superior a la media nacional (-24%), como la segunda comunidad con la brecha más alta del país después de Asturias (-28,15%) y también con el mayor porcentaje registrado desde el año 2007.

Las mujeres tiene que trabajar más para lograr el mismo salario

En base al contenido del informe de UGT se establece que las mujeres cántabras deben de trabajar tres meses más al año, entre 95 y 100 días más para igualar su salario medio al de los varones.

En un comunicado, la secretaria para la Igualdad y Protección Social de UGT en Cantabria , Asunción Villalba, ha lamentado que la brecha salarial vuelva a aumentar en los últimos años y a superar el 25% en detrimento de las mujeres y “dentro de una devaluación general de los salarios, de una pérdida de poder adquisitivo y de un empobrecimiento propiciado por unas políticas económicas, laborales y sociales basadas en los recortes y la austeridad”.

El propio informe del sindicato puntualiza que en los primeros años de la actual crisis económica, la brecha salarial por género disminuyó en toda España y en Cantabria se registraron por primera vez diferencias de menos de 6.000 euros anuales en el año 2008 (5.079 euros menos en las mujeres) y en 2009 (4.722 menos), aunque desde entonces ha vuelto a aumentar.

Villalba ha señalado que, en un principio, la crisis económica propició una “brusca caída” del empleo masculino en la construcción y en la industria, lo que provocó que gran parte de los hombres buscaran su horizonte laboral en el sector servicios, donde los salarios medios son muy inferiores, por lo que hubo una cierta mayor igualdad a la baja en los salarios de ambos sexos, un 22,5% menos en las mujeres en 2008 y un 20,59% en 2009.

La secretaria Para la Igualdad y Protección Social de UGT en Cantabria ha añadido que, de todos modos, los empleos femeninos son más precarios y peor remunerados que los de los varones antes y después de la crisis.

De hecho, ha señalado que si se analizan las diferencias salariales por género en los diferentes sectores económicos, en los servicios, que ocupan a más del 90% de las mujeres asalariadas cántabras, es donde la brecha salarial por género es más alta, más de un 30%.

Un 42% menos en las pensiones

El informe de UGT precisa que la brecha salarial por género se amplía en Cantabria en las cuantías percibidas por ambos sexos en las pensiones, ya que las mujeres vienen a percibir una media anual de un 42% menos que los varones, según las estadísticas oficiales de la Seguridad Social y un 33% menos, según la mencionada Agencia Tributaria, lo que en cifras anuales totales representaría entre 5.300 y 5.900 euros menos en los ingresos femeninos.

“Es el resultado lógico de una trayectoria laboral mucho más precaria en las mujeres, que trabajan con menos salario y menos jornada que los varones, lo que incide directamente en una menor cotización a la Seguridad Social para pensiones y prestaciones”, ha apuntado la sindicalista.

En enero de este año había en Cantabria 7.598 mujeres y 10.532 varones que percibían una prestación por desempleo contributiva, aunque las diferencias entre ambos sexos no sólo aluden a un tradicional mayor número de hombres con opciones a acceder a ella por su mayor tiempo de cotización, también a las cuantías percibidas.

Las mujeres con prestación por desempleo mencionadas cobraron en el primer mes de este año una media mensual de 705 euros cuando en los varones asciende a 888 euros, lo que implica más de un 20% de diferencia en detrimento de las femeninas.

Villalba ha denunciado que el Gobierno no ha puesto en marcha “medida alguna” para corregir estas desigualdades retributivas en un contexto donde la mayor parte de las estadísticas económicas no desagregan los datos por sexo, “lo que impide visualizar las desigualdades y que se ignore el problema”.

Fuente: El Diario Montañés 

Fotografía: Javier Cotera

El portal de empleo con las mejores ofertas de Trabajo en Cantabria